www.purezayemocion.com

¿Censura encubierta del Gobierno contra la Tauromaquia?

viernes 15 de mayo de 2020, 10:10h
¿Censura encubierta del Gobierno contra la Tauromaquia?
Ampliar

Leo con estupefacción una serie de tweets de la Unión de Toreros (@uniondetoreros) en los que se indica que, transcribo textualmente, "las primeras solicitudes de prestación al sector taurino están siendo denegadas por el SEPE, por entender las ayudas aprobadas no incluyen a los profesionales taurinos". Esto es gravísimo.

Los toreros fueron reconocidos como artistas en espectáculos públicos en el Real Decreto 1435/185 y validado por varias Sentencias del Tribunal Supremo como la 15.11.1996. El Gobierno social-comunista que encabeza Pedro Sánchez parece haberse olvidado de ello en el Real Decreto 17/2020 en el que establece las prestaciones extraordinarias por desempleo para los artistas de espectáculos públicos.

Es del todo intolerable. Pero hemos de darnos cuenta de que estamos ante unos dirigentes que desde el día que se sentaron a negociar la coalición con un partido reconocidamente antitaurino, se han propuesto acabar con la Tauromaquia, y como las hienas, han aprovechado una pandemia para atacar al "enemigo".

El ascenso de la ultraizquierda, recordemos siempre amparada por el PSOE, tiene unas claras connotaciones prohibicionistas de cara a la Tauromaquia. Llegaron con la careta del "diálogo" pero estos lobos con piel de cordero, rectores de una, indebidamente, apropiación cultural, han estado siempre deseosos de apuntarse un tanto mediático ante sus correligionarios y falsos animalistas internacionales. Las reuniones del ministro de Cultura, Juan Manuel Rodríguez Uribes, con los diferentes estamentos de la Tauromaquia, son una obra teatral efímera con el fin de "apaciguar" a un sector preocupado por su futuro, legítimamente, como los demás.

Conocida es la falta de conocimiento sobre el sector por el ministerio y las "juntas censoras" del partido de coalición, Podemos. Éstos se esconden detrás de un falso maltrato animal de oídas y mil veces repetido por los representantes del nazi-animalismo y ecoterrorismo más duro. Su incompetencia e ignorancia sobre la Fiesta de los Toros no les deja conocer las dimensiones económicas y ecológicas que supone para el bien de nuestro país. Podemos, con el auspicio del maniatado Gobierno de Pedro Sánchez, se han propuesto que la Tauromaquia sea un arte clandestino y subversivo donde los profesionales del toro sean objeto de un desgaste económico y social para llegar a su supresión. Ya ejercen la censura para supervisar los medios de comunicación y ahora, como vemos, la censura que vigile las artes y la cultura. Pero la censura no suele ser realizada por mentes especialmente inteligentes. A lo largo de la historia al final han sido burlados por los artistas.

Si como dice La Unión de Toreros se han denegado las ayudas económicas a los trabajadores taurinos, siento una gran conmoción por hacerlo en el contexto social que desgraciadamente estamos viviendo. Los profesionales del toro han de ser tratados como iguales, porque lo son, y deben luchar con autoridad y no dejarse llevar por las acciones impuestas por la censura de un Gobierno prohibicionista y totalitario encubierto. Los profesionales deben prepararse para lo que se avecina. Deben ser conscientes de que van a ser atacados como la bahía de Pearl Harbor, con nocturnidad y alevosía. Es cierto que la Tauromaquia siempre ha ido por libre políticamente, pero quizá sea hora de una reacción contestataria ante los continuos ataques, la pasividad y el juego superfluo de este Gobierno.

Termino recordando un párrafo de un libro: "La censura es contraria al espíritu de la libertad y la democracia. La censura carece de sentido del humor y es inflexible para discutir cualquier asunto. Sin embargo, creemos que nada es tan grave como para merecer censura. La riqueza de las ideas radica en su acceso a todas las personas para que puedan ser contrastadas, comprobadas y utilizadas en el rico universo ideacionario. La censura impide el intercambio libre, el cual quizás ayudaría a la humanidad. Si quienes actúan como censores sólo aprendieran a reírse de lo que eligen censurar, dejarían pues, de ser censores, y el mundo por solo este hecho sería mejor".

...el libro es "Un Manifiesto Socialista" de Eric v.d. Luft. Parece que no se lo ha leído Pablo Iglésias, el censor.

Por José Vega
Aficionado
Licenciado en Historia del Arte

Leer más artículos de este autor

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Pureza y Emoción

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.