www.purezayemocion.com

Cuatro novillos de nota en Villaseca de la Sagra: 1 de 4

martes 02 de diciembre de 2014, 18:07h
En cada novillada salió un novillo de nota. Hablamos de su comportamiento y mostramos fotos de su lidia

El Otoño ha llegado y aunque haya tardado en hacerse presente, con sus tardes más cortas de sol y sus fríos, finalmente ya está aquí, y qué mejor que recordar y analizar buenos momentos de la temporada que acabó, para mantener viva la afición, para alimentarla en tiempos de escasez de festejos.

Desde hoy hasta el viernes, toca acordarnos de lo más destacado de un certamen de referencia entre los novilleros y entre la afición, que lo es además de por su importancia, por el empeño que le ponen sus organizadores al cuidar cada detalle. Hablamos de Villaseca de la Sagra y su Alfarero de Oro, que celebraba su decimoquinta edición.

En cada novillada salió un novillo de nota. Algunos, además, se encontraron con novilleros que dieron la talla y cuajaron buenas faenas; vamos a recordarlos por orden cronológico, no de bravura, pues los cuatro hicieron cosas de bravo. Sin olvidarnos tampoco de mencionar otros animales dignos de recuerdo, si bien no tan completos como estos cuatro.

"Jurista", número 52, de Fuente Ymbro - Lidiado por Álvaro Lorenzo.

En la primera tarde del Alfarero de Oro se lidió una novillada interesante, buena y que tuvo dos novillos destacados. El primero, de nombre "Infortunado", número 81, que cumplió en la vara que tomó y tuvo gran pitón izquierdo que ya se vio en su prontitud en la brega. Pero el más completo salió en tercer lugar, un utrero de muy buenas hechuras, armónico, bajo de agujas y con cuello; un animal de bella estampa y por el que se apostaba desde primera hora. No hizo a nadie equivocarse, y pese a que de salida se pegase dos fuertes costaladas al clavar los pitones en el albero, cumplió en el puyazo que tomó, aunque saliendo algo suelto. Acusó los volteretones y blandeó, pero no le impidió sacar fondo, tirar de su casta para ir a más, con alegría en banderillas, dejando Antoñares dos buenos pares y siendo obligado a saludar. Llegado a la muleta, Álvaro Lorenzo cuajó una gran faena,. "Jurista", además de clase, fondo y repetición, tuvo nobleza y embistió con fijeza y trasmisión, con recorrido y humillando por ambos pitones. Un novillo muy completo para el público y el torero. Refrendó el toledano su labor con una buena estocada, lo que dio finalmente con la concesión algo de excesiva los máximos trofeos, dos orejas y rabo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios