www.purezayemocion.com

Cuando el parné puede más que la independencia

El mercadeo destruye y sustituye la imagen romántica del torero para convertirlo en una simple moneda de cambio en el, cada vez más roto, monedero taurino.

lunes 29 de diciembre de 2014, 13:27h
Parece que lo que muchos tomaron como broma por ser publicada en día tan señalado en el calendario como es el 28 de diciembre, día del aficionado a los toros, o sea, de los Santos Inocentes, no lo fue tal. Se anunciaba el cese de apoderamiento por parte del diestro Alejandro Talavante a Curro Vázquez, con lo bien que le vino artísticamente ese cambio, pero parece que tan mal en lo profesional por la falta de contratos.

Todo apunta a que el extremeño va a seguir enrolado en las filas de Bailleres tras las exclusivas 25 corridas de toros para la temporada mexicana. Es decir, que Talavante, claudica y entra a formar parte de otro tinglado taurino dejando a un lado la independencia.

Independencia, esa concepción idealista, incluso elitista en esto del toro, cuyo mercadeo destruye y sustituye la imagen romántica del torero para convertirlo en una simple moneda de cambio en el, cada vez más roto, monedero taurino. Todo va a pasar a manejarse desde grandes empresas, pero este que escribe no lo ve claro porque no se permitirá defender la diversidad, tanto de toros, como de toreros, cuyas pretensiones estarán sujetas a lo que digan "los de arriba", como si de una empresa al uso se tratara, y el toreo es algo más. El toreo se ensucia cada vez más con la economía, con una globalización que se come al independiente, con lo cual, las buenas intenciones del torero que todavía se considera independiente acaba siendo una cortina de humo bordada de buenas intenciones, salvo raras y honrosas excepciones, como Perera, Fandiño, Urdiales...

Yo, aunque seguramente equivocado, creo que la base de la Tauromaquia está entre la distinción de empresa, apoderados, toreros y ganaderos, cada uno a lo suyo. Esto fomentaría competencias, identidades diferentes, mientras la globalización de la Tauromaquia creará un proceso de concentración de toreros por mercaderío, convertirá un arte en una producción industrial regulados por el beneficio económico, acompañado por la reducción de la diversidad de carteles de otros toreros, de otras ganaderías, de artistas y ganaderos independientes, alternativas no comerciales, cuyo criterio es el toreo por encima de contratos, la calidad de su arte, la expresión y aportar siempre algo nuevo, algo que por otra parte, se va perdiendo en toreros de "cadenas de montaje".

Por ello, no sé cuales habrán sido los motivos más allá de la "ruptura amistosa", que tan bien viene en estos casos, pero los tendrán, aunque no me gustan. No me gustan porque me gusta la distinción, lo distinto me parece siempre atractivo y, particularmente, Talavante este año me ha encantado. Pero el capital, "el parné", que decían los flamencos viejos, tiende a arrasarlo todo, incluso el toreo independiente. Ese que, por cierto, ha llevado a ser Triunfador Absoluto de la Temporada a Miguel Ángel Perera. Curioso, cuando menos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios